Nuestro entorno

En 1998 el lago de Orellana y la Sierra de Orellana la Vieja, Orellana de la Sierra y Navalvillar de Pela, fueron declarados Zona de Especial Protección de Aves y posteriormente fue incluida dentro de la Red de Espacios Naturales Protegidos es la única zona húmeda de Extremadura que pertenece a la lista de humedales de importancia internacional establecidos en el convenio de Ramsar, junto a otros lugares tan renombrados como Las Tablas de Daimiel o Doñana. El lago, cuenta con una extensión de 30 km. navegables y una gran variedad de especies, en especial la carpa y el lucio.

Este dispone de la única playa fluvial en España que consigue una Bandera Azul, el máximo distintivo que concede la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC). Una singularidad que debe a la calidad del agua, la ubicación en un espacio protegido y las infraestructuras disponibles, que ha logrado colocar a Orellana en el mapa de los destinos vacacionales en España. Ubicada en la comarca de La Serena, en Badajoz, la playa de Orellana ofrece la posibilidad de bañarse entre olas de agua dulce, cuenta con socorristas y multitud de servicios.

La Sierra es una inmensa sierra-isla que se alza entre las tres poblaciones de la zona, en medio de un paisaje muy variado de vegas, llanuras, regadíos, dehesas y matorrales. Siendo uno de los enclaves que acapara mayor diversidad de especies de Extremadura. Esta Zona de Especial Conservación aúna varios ecosistemas muy diferentes pero relacionados entre si: la sierra, las dehesas, el embalse y los pastizales.

La zona acapara la mayor concentración de grullas de la Península Ibérica que tienen en estos parajes su lugar de hibernación. Éstas se desplazan diariamente desde la dehesa, lugar de comedero, hasta el embalse, lugar de dormidero. No podemos quitar importancia al elevado número de cigüeñas negras con más de 120 parejas, águilas perdiceras y cigüeñas blancas.


Suscríbete a nuestro boletín para ser el primero en estar informado de todas las ofertas y noticias: